septiembre 27, 2020

La leyenda hablaba de un pájaro negro con las alas rotas.

Nadie lo vio nunca, pero los sacerdotes de la tribu afirmaban su existencia. Más aún: decían que si el ave llegaba a posarse en el suelo todo el pueblo desaparecería. Y sólo ellos podían impedir que eso sucediera.

La gente, entonces, les llevaba toda suerte de dádivas para que se mantuvieran en continua vigilancia y evitaran la llegada del pájaro negro con las alas rotas.

Tanto tiempo se mantuvo esa leyenda que los mismos sacerdotes acabaron por creerla, y sentían el mismo temor del ave que los demás miembros de la tribu.

Ese pueblo desapareció, todo indica que en el siglo XVI. Los arqueólogos no pueden explicar su desaparición.

Hoy los científicos no logran ubicar al pájaro de color negro con las alas rotas que vuela  desapercibido sobre las ciudades todas las noches, todas las mañanas…  invisible.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: