Hubo una vez una fiesta a la que asistieron todos los valores.

Fue la Verdad.

Asistió la Justicia.

Se presentó el Trabajo.

Estuvo igualmente la Honradez.

Se hallaban ahí dos valores que nunca habían estado juntos. Uno de ellos era el Bien. Le dijo alguien:

¿Conoce usted a este valor?

Nunca lo he visto -respondió el Bien.

El otro se presentó:

Soy el Agradecimiento.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: