Daniel Ulibarri

Tres letras

Tan enorme el mar, y bastan solo tres letras para designarlo.

Tan inmenso Dios, y lo nombramos con cuatro letras nada más.

Tan grande el amor, y cuatro letras también son suficientes para llamarlo.

También con cuatro letras decimos el nombre de la rosa.

Cuatro letras requerimos igualmente para escribir “mamá”.

Hay en mi vida un ser que es tan grande como el mar, tan inmenso como Dios, tan amoroso como el amor, tan bello como la rosa, tan lleno de cariño como una madre.

Y sólo tengo que escribir tres letras para decir su nombre.

Vos…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: