septiembre 21, 2021

Estar en coma puede provocar

caos en tu sentido del tiempo.

Puede cambiar tus ojos de marrón a azul.

Puede dejar que te crezca el pelo en la barriga,

te puede perder entre dormitorio y despacho.

Si vas a vivir en tiempos extra,

tendrás que vigilar las esquinas,

y dar la bienvenida a manos

amorosas y la vuelta a las malas,

ignorar todos los insultos

que te esculpen las mejillas.

Ser refrigerado y puesto a dormir y caer

fuera de tiempo te da la oportunidad

de guardar tu sentido del humor negro:

un precioso tesoro para sacarlo

según sea necesario y conveniente,

como tiras blancas en una carretera

que vuela bajo de tu vehículo…

Despierta un mundo subterráneo ocupado,

los cadáveres siguen pasando inclinados

hacia quién sabe dónde, cuando la mitad

de las personas en tu vida ya se han ido,

se disuelve tu sentido del tiempo,

que nunca se supuso tendría un final.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: