octubre 26, 2021

El alcohol ofrece dimensiones y un punto de fuga;

Las pastillas matizan tus metáforas.

Estás con tu miles de apretujados contra vos:

tu cadera, tu muslo, tu pecho y esos dedos

que buscan a través de la jungla de tejidos

gritando en soledad y muriendo por horas.

Pálida la luna: cohetes tienen tu respuesta ahora.

La otra cara está más vacía

que la sonrisa del desagüe…

Adventista inflexible,

¿qué harías por cualquiera que venga?

No podés comerte las calles

o escalar las paredes

o tocar los instrumentos,

o enmarcar los himnos con nuevos significados.

Al no tener preguntas, no buscarás respuestas,

la virtud retirada,

pálidos errores sin alas…

Te venden estimulantes, antidepresivos

y el mundo más allá de tu puerta,

a tiempo, solo a tiempo;

orientados al tiempo y el espacio:

el futuro de cada vocable,

tu desollado pasado.

La luna y el ayer se te ofrecen

a cambio de ese pequeño anticipo:

de que el interés es retroactivo,

de aquí y de regreso a Carlomagno…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: