Daniel Ulibarri

Dentro de esta simple carne

No hay nada más inocente que la criatura aún sin forma que encuentro debajo del suelo.

 

Ninguno de los dos sabe que se convertirá en la abundancia del planeta.

 

Se gana la vida solo permaneciendo quieto en su nicho.

 

Un día puede luchar fuera de su dominio.

 

Perla de piel ciega con un ala o con visión dejando atrás lo transparente.

 

Lo vuelvo a tapar, sigo trabajando, manos en la tierra, yo mismo un cuerpo singular.

 

Veo crecer las cosas, preguntándode cómo una brizna de hierba cortada sabe cómo volverse agudo al final.

 

Este mismo crecimiento debo ser yo mismo, aún no soy consciente de lo que me seré en mi propia plenitud dentro de esta simple carne.

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: