Daniel Ulibarri

La sensibilidad de un momento

 

Todo lo que existe, existe para terminar.

 

Tu cara apartándo la mía para evitar correrse.

 

Ocho fresas en un tazón azul húmedo.

 

El sindicalista niega que la migración es el eje en el que giramos.

 

El niño escucha que las cámaras son tan peligrosas como las armas.

 

Se ausenta un perfil ético del periodismo ciudadano.

 

Rosa sosteniendo su vestido hacia arriba en el puesto de control.

 

Un recién casado ajustándose su peinado con alfileres de granadas.

 

El gusto popular espera una forma fácil, una tecnología invisible.

 

El vecino dice que las fronteras son una postura personal.

 

Hay un hombre en el techo con once hombres en formación sobre sus hombros.

 

Gran número de personas viajan regularmente fuera de sus entornos habituales.

 

Una pared limpia de clavos para que pasen los fantasmas.

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: