octubre 25, 2020

¿Cómo entender la salud a partir de esta experiencia pandémica?

Pareciera como si nuestro entendimiento de los procesos de enfermedad hubiera quedado en suspenso en esta última mitad del año y aquellas concepciones que la dejaban a merced de los expertos se han ido desdibujando a medida que incrementa la incertidumbre en materia curativa o preventiva de este nuevo virus.

La OMS define la salud como el “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Con esto, ha invitado a entender la salud en su estrecha relación con los hábitos, costumbres y prácticas individuales pero también inserta dentro de un contexto social y comunitario que favorece o deteriora la misma.

Ahora bien, se puede hablar de dos paradigmas históricos que han propuesto entender la salud desde visiones distintas: la primera hace referencia a la salud con enfoque social en donde ésta es determinada, en gran medida, por las condiciones circundantes al individuo: su entorno, su familia, su cultura, etc.; pero justamente por ello, el sujeto tiene una capacidad para modificarlas y adoptar nuevos estilos más saludables, es decir, el individuo es, en parte, el protagonista de su salud.

En segundo lugar, una concepción de la salud como mercancía sujeta a las leyes del mercado donde predomina la creencia de que únicamente depende de los profesionales de la salud y de las farmacéuticas que produzcan curas para las dolencias.

Esta concepción deja fuera de la ecuación al individuo y le arrebata la capacidad para tomar parte activa en el cuidado y promoción de su salud.

Ante la pregunta de cómo debemos concebir la salud a partir de ahora, quizá convenga combinar el enfoque social con el enfoque privado, es decir, no podemos prescindir de la necesidad urgente de una vacuna o cura, pero mientras ésta llega e incluso ya con ella, el compromiso de cuidar nuestra salud depende de nosotros y de las condiciones que creemos en nuestro entorno.

Si algo habremos de aprender en este contexto es que la salud es un bien que depende de cada uno cuidar y conservar.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: