Ir a la barra de herramientas
noviembre 26, 2020

La felicidad fuera del clóset

Un estudio científico en Canadá, publicado en Psychosomatic Medicine (Medicina Psicosomática*), revela que las personas lesbianas, bisexuales y gays que salen del armario son más felices.»

Antes de analizar y adentrarme en los resultados de este estudio es necesario saber qué es exactamente la medicina psicosomática, tema principal de la revista Psychosomatic Medicine*.

La *medicina psicosomática es un campo médico interdisciplinario que estudia los fenómenos psicosomáticos y las relaciones entre factores sociales, psicológicos, y de comportamiento en los procesos del cuerpo y la calidad de vida de los humanos y animales.

Así pues, un estudio científico en Canadá, publicado en la mencionada revista (Medicina Psicosomática), revela que las personas lesbianas, bisexuales y gays que aceptan su condición sexual y la comparten con su entorno más cercano (amigos, familiares, etc.) son mucho más felices que aquellos que no se atreven a dar el paso.

Como bien dice el autor de la investigación, Robert-Paul Juster, «salir del armario ya no es una cuestión de debate popular, sino que es una cuestión de salud pública.» Y es por ello que cuando las personas del colectivo LGBT lo hacen dejan de cargar con el peso del miedo a la discriminación, diferencia y rechazo por la inaceptación de la sociedad. Y es entonces cuando dan un paso hacia la felicidad y en el bienestar de sus vidas.

También afirma que este proceso de salir del armario tiene otra vertiente positiva para las personas que tienen que vivirlo, ya que al ser un esfuerzo añadido a la realidad cotidiana de los mismos gays, lesbianas y bisexuales, hace que se conviertan en seres más fuertes, tanto anímicamente como físicamente, hecho que les servirá para superar cualquier circunstancia y situación complicada de la vida en un futuro.

Por algo bien dicen que lo que no te mata te hace más fuerte… 😉

Los investigadores del Hospital Louis Lafontaine, afiliado a la Universidad de Montreal, hicieron un diagnóstico a 87 personas del colectivo gay, lésbico y bisexual, residentes en Montreal, de los niveles de la hormona del estrés, conocida como la cortisona, así como de otros indicadores de tensión, a lo que resultó que los grupos minoritarios que se habían sincerado con sus familias y amigos se sienten más libres y tienen menos ansiedad, agotamiento y depresión que el colectivo mayoritario que no ha sido capaz de hacerlo. (Fuente: ABOUT)

Salir del armario ya no es una cuestión de debate popular, sino que es una cuestión de salud pública.

48407115_1152297204922406_1035606560270712832_o-1https://www.facebook.com/diversoscr/

Vale destacar que Montreal es una ciudad muy progresista y liberal con políticas sociales a favor del colectivo LGBT, hecho que, posiblemente, ha influido ventajosamente en los resultados obtenidos, ya que las personas homosexuales y bisexuales se sienten respetados e iguales que el resto de la sociedad heterosexual. La edad media de los participantes fue de 25 años.

Esperemos que en un par de años en Costa Rica y el resto de América Latina estemos siguiendo los pasos del respeto y reconocimiento de los derechos civiles de TODA minoría.

54d6378ca7469_1420_

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: