Daniel Ulibarri

Quiero saber

No me interesa lo que hacés para ganarte la vida.

Quiero saber por qué te duele y si te atrevés a soñar con satisfacer el anhelo de tus corazones.

No me interesa la edad que tengás.

Quiero saber si te arriesgarás a quedar como idiota por amor, por tu sueño, por la aventura de estar vivo.

No me interesa qué planetas son cuadrados en tu luna.

Quiero saber si has tocado el centro de tu propio dolor, si has sido dañado por traiciones en la vida o si te has vuelto masticable y alejado del miedo y tanto dolor.

Quiero saber si podés sentarte con dolor, el mío está por aquí, sin moverte para ocultarlo, o desvanecerte, o arreglarlo.

Quiero saber si podés estar con alegría, la mía o la tuya, si podés bailar con la naturaleza salvaje y dejar que el éxtasis te llene hasta la parte superior de los dedos de las manos y los pies sin advertirnos que tengamos cuidado, seamos realistas o recordemos las limitaciones de ser humano.

No me interesa la historia que me estás contando un guiso.

Quiero saber si podés decepcionar a otro para que sea fiel a vos mismo. Si podés soportar la acusación de traición y no traicionar tu propia alma. Si podés ser infiel y, por lo tanto, confiable.

Quiero saber si podés ver la belleza incluso cuando no es bonita todos los días. Y si podés obtener tu propia vida de su presencia.

Quiero saber si podés vivir con el fracaso, el tuyo en mente, y aún así pararte al borde del lago y gritar a la plata de la luna, sí.

No me interesa saber dónde vivís ni cuánto dinero tenés.

Quiero saber si podés levantarte después de la noche de dolor y desesperación, cansado y magullado hasta los huesos y hacer lo que hay que hacer para alimentar a los niños.

No me interesa quién conocés ni cómo llegaste a estar aquí.

Quiero saber si estarás en el centro del fuego conmigo y no retrocederás

No me interesa dónde ni qué ni con quién has estudiado.

Quiero saber qué te sostiene desde dentro cuando todo lo demás falla.

Quiero saber si podés estar a solas con vos mismo y si realmente te gusta la compañía que mantenés en los momentos vacíos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: