septiembre 21, 2021

El arte de vivir consiste en ayudar a tu prójimo a vivir.

Debemos ser parte de su felicidad, y no de su tristeza o sufrimiento. En nuestras casas, en nuestros trabajos, en la reunión, hacer que quienes tratan con nosotros se sientan bien, en vez de darles motivos de enojo, de pena o malestar.

Procurar que nuestra presencia haga que los demás se sientan importantes. Eso nos hará importantes. Seamos amable con todos. Eso nos hará amables. Con todos seamos buenos, así conseguiremos que todos sean buenos con nosotros.

No debe importarnos el egoísmo de aquél o aquélla con quien tratamos. No no seamos nosotros egoístas.

No hagamos caso de la vanidad o la soberbia de fulano o de fulana. No caigamos en soberbia o vanidad.

Llegará el día en que no estemos ya en el mundo. Lo mejor que podemos dejar de nosotros es un buen recuerdo. Y los buenos recuerdos de mañana se hacen hoy.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: