El nuevo recluso le preguntó al reo ya curtido de una cárcel norteamericana:

«¿Cómo es la vida en la prisión?».

«No es tan mala -contestó el sujeto-. Tenemos muchas actividades. Mirá. Los domingos asistimos a un servicio religioso».

Dijo el recién llegado:

«No me gustan los servicios religiosos».

«Los lunes -prosiguió el veterano- organizamos un torneo de dominó».

Declaró el otro:

«No me gusta el dominó».

«Los martes hay función de boxeo».

«No me gusta el boxeo».

«Los miércoles nos ofrecen una conferencia motivacional».

«No me gustan las conferencias motivacionales».

«Los jueves hay concurso de aficionados».

«No me gustan los concursos de aficionados».

«Los viernes vemos en la tele un partido de futbol».

«Tampoco el futbol me gusta».

Preguntó entonces el preso con experiencia:

«¿Te gusta el sexo entre hombres?».

Manifestó el novato:

«No».

«Caramba -se preocupó el veterano-. Entonces tampoco te va a gustar la actividad de los sábados».

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: