octubre 26, 2021
Pobre corazón, atado en la manga
descosida y andrajosa, nadie cree
en el emblema de tu herida.
Humilde corazón, late mi brazo,
un escudo, amuleto del trébol,
las vueltas de una espada en el aire,
un parche de tela andrajosa.
Una polilla lunar completa, un pájaro
sin atrapar, favor de oropel
por encima de la vena viva, te toman
por manchas de vanidad y orgullo.
Pobre corazón, traspasado a través
de la flecha desgastada.
Mi espina sangra invertida,
nadie puede percibir estas gotas
en mi manga, que son invisibles.
Ningún pico carroñero tomará
mi sangre transparente ni el pulso
solitario inquebrantable.
Alegría, triste corazón, tu disfraz es
ligero por miedo a que las moscas
y buitres te desgarren los hilos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: