Daniel Ulibarri

Piedras

En esta casa hay cosas: un niño, una linterna,

ratones muertos, platería, agua corriente, gritos.

Hay suciedad en esta casa y hay una fregona,

la inmundicia trapeadora, la fregona suciedad.

Y ahí estoy yo: fregón y mugre.

Esta casa es un Louvre roto.

En ella no tengo cara, solo una moneda en el suelo…

En su brillo, fantasmas empujándome desde el

techo, desafiándome a volar.

¿Y el dormitorio?

Dormimos cuando estamos muertos.

¿La cocina?

En esta casa no partimos pan sino piedras y promesas.

¿Cuánto tiempo has muerto aquí?

Un cuarto oscuro, ratones corriendo, herrumbre,

goteo de agua, silencio, y al final, la última

cucharada de frijoles enlatados.

Recogen, bailando en el techo, los recuerdos.

Lloran, aúllan, Me dieron una recompensa.

¿Cómo sofoco el lugar que me construyó?

Prende fuego a todos tus huesos.

En esta casa no se sueña.

Quiero soñar que era viejo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: