septiembre 28, 2020

original

Según es bien sabido el pez grande se come al chico.

Sin embargo yo conocí a un pez grande que no se comía a los peces chicos.

Los demás peces grandes lo veían con malos ojos.

Murmuraban de él; decían que era un desprestigio para el gremio de los peces grandes, pues no cumplía su tradicional deber de comerse a los peces chicos.

El pez que digo no hacía caso de las murmuraciones, y seguía sin comerse a los peces chicos.

Antes bien los protegía.

Entre otras cosas que hacía en su favor les avisaba cuando venían los peces grandes a comérselos, de modo que pudieran ponerse a salvo.

Decían con gratitud los peces chicos:

¡Éste sí que es un pez grande!

Comparto esa apreciación.

Los peces grandes que ayudan a los peces chicos en vez de aprovecharse de ellos son verdaderamente grandes.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: