octubre 22, 2021

Luna marcada y tocada por el sol

mi magia no está escrita pero

cuando el mar vuelva revuelto

dejará mi justa forma atrás.

No busco el favor intacto

de la sangre implacable del dolor,

como la maldición de lo permanente,

como tus errores o tu orgullo de hombre,

soy la dueña de mis cuerpos,

reina de misterios.

Y no mezclo amar con piedad

ni odiar con desprecio

y si me conocieras en serio,

mirarías en las entrañas de Urano,

donde los océanos inquietos

te arrasan y te despedazan.

Yo no habito dentro de mi nacimiento

ni dentro de mis divinidades inquietas.

Yo sigo buscando a mis hermanas,

las hechiceras que me llevan dentro

de sus telas enrolladas,

como hizo nuestra madre luto.

He sido mujer por mucho tiempo.

Cuidado con mi sonrisa…

puedo ser traicionera

por tu temor a mi belleza,

castigada por tu ira, que no es ciega…

soy negra, la eterna furia del mediodía, 

soy la que alza las mareas

con amplios frutos prometidos.

Soy cierta libertad y raza castigada.

No soy pura, no soy blanca…

Soy mujer, tengo palabra

Soy mujer, tatuada en mi alma…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: