Daniel Ulibarri

Oscuridad

¿Por qué tus poemas son tan oscuros?”, me preguntás una y otra vez.

¿Acaso la luna no es también oscura la mayor parte del tiempo?

¿Y acaso una página en blanco no está incompleta y vacía sin la mancha oscura del alfabeto?

Cuando el universo exigió luz, nunca desterró la oscuridad.

En cambio, nació el ébano y se esparcieron los cuervos…

Y ese pequeño lunar en tu pómulo izquierdo…

O quisiste preguntar: “¿Por qué estás triste tan a menudo?

Preguntále a la luna.

Preguntále qué ha presenciado.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: