fbpx
Daniel Ulibarri

Orgullo 2020

El nuevo coronavirus humano ha causado un daño enorme a la protesta en el mundo y varios movimientos sociales buscan cómo incidir sin la posibilidad de salir a las calles.

Para el movimiento LGBTQ, junio es el llamado mes del orgullo y el fin de semana pasado se celebró el día internacional del orgullo de forma inusual.

La pandemia obligó al movimiento LGBTQ a innovar en el repertorio de la protesta y a convocar a marchas virtuales de la mano de una nueva generación de liderazgos que hizo de la crisis una oportunidad para salvar la marcha 2020 en América Latina, España y en otras latitudes.

La organización de la marcha siempre trae divisiones y pleitos entre las y los activistas LGBTQ.

Grillas por ver quién figura, peleas por quién tomará el micrófono y tendrá presencia en el templete, desacuerdos sobre si las autoridades deben o no ser invitadas, desencuentros por la presencia de carros alegóricos de partidos políticos, diferencias en torno a si hay demasiadas marcas en la marcha o si los carros deben ir en la vanguardia o en la retaguardia.

Por ello, son pocos y pocas las valientes que deciden meterse a la organización de la NaviGay (la navidad gay por hacerle referencia al evento más importante del año para el movimiento).

La irrupción de la Covid-19 obligó al movimiento a pensar cómo relucir el orgullo sin poner en riesgo a las poblaciones LGBTQ y a las personas aliadas que siempre nos acompañan en las calles.

Este 2020, las y los activistas y el comité oficial que organiza la marcha anualmente decidieron responsablemente cancelar la protesta presencial e idear una virtual, usando las plataformas digitales para su difusión.

Pero volveremos a salir, volveremos a ondear las banderas del orgullo y seguiremos exigiendo derechos para todas las familias, todas las identidades, todas las personas.

Ninguna pandemia detendrá la resiliencia del movimiento LGBTQ tico y global.

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

One Comment

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: