Daniel Ulibarri

Oleadas

Esa frase que te encanta decir

se ha vuelto exagerada y cliché.

No, esto no es una fase.

Esperá años, no días, y verás

que no voy a cambiar…

No de esta o de aquella manera.

Aunque puedo expandirme en oleadas,

no voy a cambiar para encajar con tu frase.

Solo voy a expandir, expandirme en oleadas

y ahogarte en mis aguas.

Podrías amar con el manto de estas olas,

flotar y nadar en mi multitud de cualquier forma.

Guardián de mi bahía…

Y eso estaría muy bien,

porque yo te revolcaré para bien o para mal.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: