octubre 27, 2020

Decime tu nombre.

Estoy seguro de que te llamás Mar.

O si no Cielo.

O Eternidad, quizá.

Es que tu nombre me sabe a infinito.

A algo que ni siquiera en el infinito acabará.

Tu nombre me sabe a vida.

Me sabe a siempre.

Me sabe, ¿sabés?, a hombre.

Decime cómo te llamás .

Así sabré cómo me llamo yo.

Decime cuál es tu nombre

Así sabré cuál es el mío.

Decime cómo llamarte para que vengás a mí

Para que vengan a mí el mar, el cielo y la eternidad.

Decime otra vez tu nombre, cariño.

Estoy seguro de que te llamás Amor.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: