Daniel Ulibarri

mujeres que me enseñaron

 
nunca he sido completamente domesticado
pero he sido civilizado
 
por mujeres que me enseñaron que el corazón
es más que un músculo
 
es un tambor de vida cuya función es
tanto el bombeo de sangre física
como el anhelo espiritual de ser abrazado
 
pero el amor, el amor es un río
 
podemos mojarnos
pero nunca podemos beberlo todo
 
el amor siempre fluye
más de lo que podemos tragar
 
no importa la sed
afirmamos ser
 
 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: