El frío diciembre se llevó las semillas.

La cosecha desvaneció este año. De nuevo.

Pero regresaré como un hombre más fuerte.

Volveré a mí. A mi patria …

Ninguna tumba sujetará mi alma.

Este hogar sigue siendo mi tierra.

Llamé a mi Dios pero estaba durmiendo.

Supongo que tengo que despertar,

en esta tierra que sigue siendo mi hogar.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: