octubre 17, 2021

Me gustaría ser un santuario, para poder aprender de las oraciones de la gente y la historia que existe en sus corazones.

Me gustaría ser una bufanda para poder colocarla sobre mi cabello y entender otros mundos.

Me gustaría ser la voz de una soprano para poder traspasar todas las fronteras y verlas desaparecer con cada nota.

Me gustaría ser claro, para iluminar las oscuridades.

Me gustaría ser agua para llenar los cuerpos y que podamos flotar juntos por tiempo indefinido.

Me gustaría ser un limón, ser una cáscara todo el tiempo, o un olivo que reluzca plateado en la tierra.

Sobre todo, me gustaría ser un poema, llegar a tu corazón y quedarme.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: