fbpx
Daniel Ulibarri

Lo que pasa no cae al vacío

No permitir que el momento lúcido se disuelva.
Dejar que el pensamiento radiante dure en la quietud,
aunque la página está casi llena y la llama parpadea.
Todavía no hemos subido al nivel de nosotros mismos.
El conocimiento crece lentamente como una muela del juicio.
La estatura de un hombre todavía
tiene muescas en lo alto de una puerta blanca.
Desde lejos, la alegre voz de una trompeta
y de una canción enrollada como un gato.
Lo que pasa no cae al vacío.
Un fogonero sigue echando carbón al fuego.
No permitir que el momento lúcido se disuelva.
Sobre una sustancia dura y seca se graba la verdad.

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: