El sol sigue siendo todavía el sol, igual que siempre.

El mar no ha dejado de ser mar. Ahí está, como siempre.

Todavía hay estrellas, y aún hay luna, igual que siempre.

El milagro del amor sigue sucediendo, como siempre, y hay nuevos niños en el mundo, igual que siempre.

A la noche sigue el día, como siempre, y se mantiene sin variación en el bosque el cambio de nuestras dos estaciones.

Época seca, época lluviosa, como siempre.

Aquí está el árbol, como siempre.

Aquí, como siempre, está la flor.

Aquí está la casa, como siempre, y en ella, igual que siempre, las cosas y la gente que en ella siempre están.

Aquí estamos vos y yo, como siempre.

Aquí está la vida, la siempre vida, igual que siempre.

Todo eso está aquí siempre, como siempre.

Lo demás pasará.

Lo que importa es lo de siempre.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: