septiembre 28, 2021

Las lágrimas que nos debemos

Cómo se rompen nuestras concepciones,

cuánto caen las construcciones.

Este mundo se siente grande

pero aprieta rígido y tan angosto:

camina oscuro, desconfiado, temeroso.

Hasta que todo estalle en dos

será extrañamente hermoso

para todas nuestras constricciones,

mientras esas paredes favoritas se derrumban

y finalmente se hundan con el miedo

que tanto ahogamos con falsa seguridad.

Que alguien tome cada palabra

y le dé un nuevo significado,

y cambiemos, por fin, el enfoque

de las mismas putas preguntas…

y de quién demonios tiene la razón.

Que de repente todo sea más brillante,

pero antes…

para que siempre haya más luz,

y que la vida no nos parta

bajo los impactos de las fronteras,

de la violencia de la mentira, 

del negocio de cada guerra…

debemos llenar cada uno de nuestros mares

con todas las lágrimas que nos debemos…

moriré ahogado en mi dolor eterno,

pero serán nobles todos mis deseos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: