octubre 24, 2020

“¿Qué te mantiene vivo?

Un poco de trigo,

Un trago de vino

y una mujer buena que duerma contigo”.

Lo del trigo hace alusión al pan.

Lo del vino y la mujer no necesita explicación.

La antigua copla dice una gran verdad: para vivir se necesita poco.

Pan sabroso qué comer, vino bueno qué beber y –añadía Berceo– fembra placentera con la cual yacer.

La vida, por desgracia, no es tan simple.

Nos encontramos en el mundo, y eso nos hace mundanales.

Peor aún: nos hace mundanos.

Debería bastarnos poco, pero nada nos basta.

Deberíamos tener pocas cosas, pero muchas cosas nos tienen.

Verdad sabida y manida: cuando salgamos del mundo no nos llevaremos nada.

Ya se ha dicho: nadie ha visto nunca que un camión de mudanzas entre a un panteón.

Al final de la vida no nos debería quedar más que aquello que hemos dado a los demás.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: