octubre 26, 2021

La piedra, la ilusión y mi sombra

Si hay un camino hacia lo mejor,

exige una mirada completa a lo peor.

Entonces pasé por la piedra en ruinas    

que anida en el jardín blanco y solitario.   

Me detuve y miré las sombras cambiantes   

que en algunos momentos caen sobre ella

desde los árboles con un swing rítmico

que moldea en mi imaginación a la sombra

de una conocida cabeza tirada allí

cuando estaba cultivando mi huerto.

La pensé a mis espaldas, parada detrás de mí.   

¿Cómo entré en este viejo camino?   

No hay más sonido que la caída de una hoja.   

Como respuesta triste y para contener el dolor,

no voltearía la cabeza para descubrir que nada hay

en mis creencias… sin embargo, quise mirar y ver

que nadie se haya postrado detrás de mí;

porque no dejaré de ver una forma que,

de alguna manera, puede haber sido o podría ser.

Así que seguiré suavemente desde el claro

y la dejaré detrás de mí tirando su sombra.   

Como ella es realmente solo una aparición,

no voltearé la cabeza y desvanecer mi ilusión.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: