septiembre 20, 2020

 

original (8)

Los días que corren -que tan lentamente corren- son propicios a la murria.

Esa palabra ya no se usa. Se usan palabras como WhatsApp, Facebook e Instagram, pero murria no.

La murria es una especie de melancolía que nada tiene de poética, sino que más bien tira a lo prosaico.

No les da a los poetas: les da a los burócratas y a los dependientes de comercio.

Con la melancolía podés escribir los versos más tristes esta noche; con la murria lo único que podés hacer es cargarla como una bolsa de 10 kilos de papa.

¿Qué es lo que vos yo traemos en estos días de confinamiento? ¿Melancolía o murria?

Creo que es lo segundo, porque al menos yo no he escrito versos, y pienso que vos tampoco.

En el caso de que los hayás escrito te pido que me hagás la caridad de no leérmelos.

Necesitamos algo que nos alegre y nos haga olvidarnos por unos minutos del coronavirus y demás virus que en este desventurado país estamos padeciendo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: