octubre 29, 2020

El Señor hizo el Sol, la Luna y las estrellas.

Luego hizo la tierra y el mar, y dio vida a las criaturas que los llenan.

Hizo el elefante, la jirafa, el perro.

Hizo la ballena, la madrépora, el delfín.

Hizo la golondrina, el colibrí, el quetzal.

Luego hizo al hombre.

El Espíritu meneó la cabeza y exclamó tristemente:

¡Qué lástima! ¡Tan bien que ibas!

Entonces el Señor hizo a la mujer.

¡Vaya! -se alegró el Espíritu-. ¡Volviste al buen camino!

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: