octubre 26, 2021

¿Te acordás de mí?

Eso le preguntó la dama al caballero sevillano.

Respondió él:

¿Cómo podría dejar de recordarte? Sos doña Elvira de Merande y Loria. Te conocí la mañana del día de San Juan, hace justamente 40 años, cuando salías de la misa de alba en la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad. Llevabas un vestido de terciopelo verde, un mantón negro bordado con motivos de flores y unas zapatillas de raso del mismo color que tu vestido. Paseamos por la vega del río, y bajo un emparrado te besé por la primera vez. La noche siguiente fuiste mía, y todas las demás noches de mi vida he sido tuyo. Guardo en la memoria cada uno de los instantes que estuvimos juntos. Jamás te olvidaré.

Se despidieron. El amigo de Don Juan le preguntó al caballero:

¿Quién es esa señora?

Respondió él:

No sé. No la recuerdo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: