octubre 22, 2021

La lluvia de la noche es otra lluvia. Ésa que llueve en la mañana canta; ésta murmura.

La oigo en mi duermevela, y no sé si estoy oyendo o estoy soñando.

Por el alma me corre un hilo de agua. ¿Tengo goteras en el pecho ya?

Tantas veces lo he abierto para que entre la vida, que a lo mejor quedó un resquicio, y por él se me cuela este pequeño río silencioso.

Si le pusiera un dique, el corazón se me haría de agua clara, y sería menos sombrío y menos fiero.

Llueve en la noche, llueve. Yo me adormezco, y pienso en no pensar.

Así pensando, sueño no sé qué sueño que no recordaré ya al despertar.

Ahora soy uno solo con la lluvia. Soy la lluvia.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: