fbpx
Daniel Ulibarri

La esperanza

La Luna y las estrellas siguieron anoche en su sitio, ¿no es verdad?

¿Las flores se marchitaron, o se abatieron las frondas de los árboles? No.

¿Se secó el mar? No.

Este planeta que llamamos Tierra ¿dejó de girar sobre su eje, o se apartó de su órbita, o se extravió en la inmensidad del Universo? No.

¿Dejamos de amar y ser amados? No.

¿Se acabó la música del mundo, o se borraron todas las letras de todas las páginas de todos los libros? No.

Esperemos entonces.

La pandemia se irá, tarde o temprano.

Cuidemos sólo de no irnos nosotros por su causa.

Esperemos -tengamos esperanza-, y todo volverá a ser otra vez como antes era.

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: