septiembre 21, 2021

El idioma me aburrió.

Antes de que supiera nada,

estaba su canción de bienvenida.

El lenguaje me aburría.

Es extraño haberme equivocado

tanto, no saber nada

más que el lenguaje que me aburría

antes de saber nada.

Todo el día me quedé en la cama.

Parecía que alguien más

debía haber estado vivo por

haber hecho lo que hice.

No pude hacer

lo que no pude.

Todavía están en mi cabeza

estas cosas que hice,

dije y me preocupé por

hacer, pero todo se ha vuelto

blanco como colinas verdes

con cierta luz,

ya que Dante dice que las laderas

pueden volverse blancas

en medio de una nueva vida.

Por la mañana, el colibrí.

Por la noche, cinco ciervos.

¿Por qué debería sentirme mal por la belleza?

Al igual que vos,

cantar una canción de flores de amor,

ignorar el látigo del trabajo

que no estás bajo.

Al igual que vos,

apoyarme en una lira,

flotar en un prado

cuando el mundo agrietado

necesita acción, hechos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: