octubre 24, 2020

“Cantando la cigarra pasó el verano entero.”

Cuando llegó el invierno tuvo hambre, y le pidió a la hormiga un pan. La hormiga tenía muchos panes, pero le negó a la cigarra el mendrugo que le pedía.

La infeliz cigarra se puso entonces a cantar una canción. La oyó el dueño de una casa disquera y le pidió que la grabara.

El disco tuvo un éxito sensacional. Se vendieron más de un millón de copias, y la canción se usó como tema para una película de Hollywood.

La cigarra se hizo rica.

Gran parte de su riqueza la empleó en ayudar a las cigarras pobres. Ellas cantaron a su vez, y el mundo se llenó de bellísimas canciones.

En su hormiguero está la hormiga.

No es feliz.

El pan sin compañía es triste pan.

Afuera la cigarra come su pan alegremente.

No está sola, y canta con la alegría del que sabe dar.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: