¿Qué siento por las personas

que no comprenden mi estilo?

Los entiendo. Y también les digo:

La vida debe vivirse de la manera

en que se comete el adulterio:

a la fuga, a escondidas,

durante el tiempo no contabilizado.

Y luego volvés a casa,

como si nada hubiera pasado.

Se expande el universo:

escuela de incertidumbres.

Y en ese punto comenzás,

consciente o no, a vivir el tipo de vida

que está cargada de poesía.

Así es como dejamos de ser humanos.

Lo primero ocurre de manera abrupta,

lo último de manera gradual,

ambos de manera irrevocable.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: