Daniel Ulibarri

Escenas de la ira

Mi gente, no les importa si sos individualista, izquierdista, derechista, imbécil o serpiente.

 

Intentarán explotarte, absorberte, confinarte, desconectarte, aislarte o matarte.

 

Y desaparecerás en tu propia ira; en tu propia locura; en tu propia pobreza; en una palabra, una frase de un eslogan y luego cenizas.

 

La clase dominante te dirá que no hay clase dominante mientras organizan a sus partidarios en turbas de linchamiento de moralistas de la paranioa.

 

Y estamos programados para autodestruirnos, fragmentar, ser enterrados bajo operaciones de inteligencia encubiertas de comités sin inteligencia impulsados ​​hacia la muerte y ahí están…

 

Los “enemigos” pulen sus penes entre pozos petroleros en la contraloría de nuestra República.

 

Las excavadoras saltan en bailes de demolición.

 

Los viejos mueren de hambre; los delatores calzándose en busca de migajas.

 

Entonces nos pondremos la mirada exagerada del cautiverio; la mirada estilizada de la sumisión; la extraña mirada del suicidio; la mirada deshumanizada del miedo y la mirada descompuesta de la represión.

 

Por siempre y siempre y siempre y ahí está…

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: