fbpx
Daniel Ulibarri

Hormonas, barbas y tacones

En una ciudad donde los  buitres

custodian las  carnicerías,

donde los toros quedan preñados,

las vacas son estériles,

y los terneros dan leche

tres veces al día;

donde los ratones son barqueros,

donde las ranas devoran serpientes

como perros guardianes,

y los chacales se comen a los leones…

ellas se depilan las cejas y se ponen rímel,

ellos usan barba donde antes no había.

Su reflejo igual a sus corazones lastimados,

sobrevivientes del insulto y el golpe.

En una jungla de hormonas, barbas y tacones

todo lo que late deberá y podrá ser.

En una ciudad donde las almas nacen

liberadas de sombras y estigmas,

donde nadie teme a lo que no entiende…

porque no hace falta una explicación.

Donde el pasado no será borrado,

pero se camina el hoy…

Con hormonas, barbas y tacones

sus almas salen de las sombras.

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: