fbpx
Daniel Ulibarri

Flauta

La flauta me llama. Sus sonidos corren por mi
cuerpo como una pluma de águila cae a mis pies.
Un lobo llama desde las colinas uniéndose
al dulce sonido de la música.
El aire fresco y cálido del desierto llena mis pulmones,
mientras la flauta parece cesar, pero comienza de nuevo.
Esta es una canción de pureza y amor.
La flauta me llama. Sus sonidos corren a través
de mi cuerpo mientras despierto de este sueño del tiempo.

Amante del humo, la gasolina, los químicos y preservantes. Quienes son amantes del "fitness", el gimnasio, las dietas y los maratones y cualquiera que abrigue escrúpulos de moralina, se encierre en sus 'tiquismiquis' de conciencia y provincialismos santurrones, deje de lado estos renglones ahora mismo.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: