Entre dos árboles existe un lugar

con parches de zacate que ocultan tanto…

Colina arriba en la vieja ruta hacia el sur:

el punto donde dicen que

las sombras se pierden

como un templo en el desierto.

Es ahí que en la oscuridad desaparecen;

almas todas, perseguidas y silenciadas,

vidas que callan ante verdades y espantos.

La trama oscura no está en un solo mapa,

por tanto sus encrucijadas fantasmales,

el moho que las cubre y la soga que cuelga

entre la pareja de árboles fúnebres,

al igual que yo, hace tiempo dejó de existir.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: