fbpx
Daniel Ulibarri

Ocho cuentos más

original


¿Volveremos a tener sexo alguna vez?“.

Esa pregunta le hizo con temor la joven esposa a su furioso marido.

Sucedió que lo venció aplastantemente en una partida de tenis en el club ante la vista de un numeroso público que rio, divertido, el vencimiento del varón, y eso encalabrinó de tal manera al derrotado tipo que dejó de dirigirle la palabra a su mujer y se mostró con ella frío y distante.

Por eso la muchacha le planteó tímidamente esa interrogación:

¿Volveremos a tener sexo alguna vez?“.

Es probable que sí -respondió el enojado cónyuge-.

Pero no entre nosotros“.


El doctor Ken Hosanna iba a firmar una receta en el hospital, pero advirtió que lo que tenía en la mano era una termómetro rectal.

¡Santo Cielo! -exclamó consternado-.

¿Dónde estará mi pluma!“.


Camelina le comentó a su mamá que la noche anterior había tenido relaciones con su novio.

Le preguntó la señora, preocupada:

¿Y tomaste medidas?“.

Ay, mami -replicó Camelina-.

En esos momentos quién se acuerda de medir“.


Doña Cotilla felicitó a los novios que se casaron en la iglesia del barrio.

Le preguntó, curiosa, a la chica:

¿Y van a vivir con tus papás?“.

No, señora -respondió la desposada-.

Ellos todavía viven con los suyos“.


Al llegar a puerto el capitán del barco orde