Gira la rueda del espectro…

las astillas de luz de colores

nublados, corriendo juntos…

Se desvanecen en un blanco esencial.

Entonces, con el tiempo, el tiempo girará.

La rueda del mundo, todavía…

El regaño a la mujer, el gruñido

que ubica los defectos del hombre hasta que

la rueda está tan envuelta en silencio que

debe agotarse y quedarse quieta.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: