fbpx
Daniel Ulibarri

Ese día

Cemento, arena, agua y piedra machacada.

Ese día veremos dentro de nosotros

la liberación de naciones, de hormigón.

El día que entenderemos la inevitabilidad

en las líneas de nuestras manos.

Más hoy hay una guerra en cada frontera y,

con ellas, arde un espíritu nada humano.

Que el fuego del espíritu de las almas

consumirá a nuestros enemigos

y quemará nuestras calles limpias.

Hay un sistema de cuellos destrozados,

cuyas cabezas hablan con lenguas de oráculo.

Dicen que debemos aprender

a caminar con los pies heridos.

Que nuestros ojos deben ser

liberados de su granito.

Que nuestras manos se enraícen

de los charcos