Daniel Ulibarri

Ese año

 

Ese será el año en que

un barco se despedirá del agua

y flotará a través de las nubes.

 

Cuando las nubes se convertirán

en las palmas abiertas de los ángeles.

 

El año en que los ángeles se despojen

de sus alas a través de líneas telefónicas

como ropa secándose al sol.

 

Sólo que no habrá sol.

No ese año.

 

Eso vendrá después, cuando los niños

se conviertan primero en caballos y luego

en fantasmas,

 

Cuando la lluvia enamore con un poeta,

cuando el poeta olvide su propio nombre

y luego los nombres de todo lo demás.

 

Ese será un buen año.

Un año sin nombres.

 

Un año en que aprendo a arrodillarme

sin que mis rodillas toquen el suelo,

donde todos los dioses rezan.

 

Pero me estoy adelantando.

Debería empezar por el principio.

 

 

One Comment

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: