Daniel Ulibarri

Enero

 

El menú desplegable de enero
deja todo a la imaginación:

 

Mancha el hielo, empalma la luz,
rehace el espíritu…

 

Solo sigo con eso.

 

Haciendo lo que tengo que hacer con

la paleta de grises que yace a mano.

 

El sol viene y va pronto.

 

Un futuro, entonces, de calor y escorrentía.


Viejos rostros sorprendidos de verme.

 

Un alijo de amor, lo llamaría,
abierto, vernal, refrescante.

 

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: