octubre 26, 2021

No me preguntés de quién estoy hablando,

con quién estoy hablando, ni por qué estoy

haciendo lo que hago en la luz de mi existencia…

Te levantás, escupís, te cepillás,

bebés pipí, mierda, caminás, corrés,

trabajás, comés, eructás, dormís, soñás

y esa es la forma en la que estás.

En la mañana el agua del grifo

sabe a pescado, el café se asienta

en su taza descafeinada: caca e incienso.

Tener un romance flotante y una toallita vieja

hará que tu olor sea doblemente rancio.

Así que no te dejés besar en la mejilla,

no te dejés lamer el cuello a las 8 de la mañana.

Los trenes y autobuses están llenos de gente

tirándose pedos de pan y mantequilla.

El gimnasio está dominado por el hedor

de zapatillas de tenis calientes.

En el vestidor algunos tontos hablando

con aspecto intelectual, bebiendo coca

y dejando caer la tela en la basura.

Mujeres arrogantes esperan para

ser esperadas y en otro vestuario hay

olores de entrepiernas y Bengay,

bálsamo de tigre y bolas ardientes…

calcetines y trajes de sudor, de musculación…

Portazos, bombeos de hierro y hombres

que venden flemas agrias y envueltas

juntas en un pantano de toallas

para hacer estallar traseros.

Afuera las nubes están sembradas con

gente sin hogar y el lirismo de la tarde.

Locos que se ponen de cuclillas

vomitan de sus entrañas un líquido

marrón de la muerte frente a tu casa.

Nada de esto está pasando por tu culpa,

esos calcetines no apestan por tu culpa,

un burócrata no es un idiota porque existís.

No sos así por ellos, ni sos así por tu culpa.

No preguntés sobre influencias nunca…

Te levantás, escupís, te cepillás,

bebés pipí, mierda, caminás, corrés,

trabajás, comés, eructás, dormís, soñás

y esa es la forma en la que estás…

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: