ESTO se trata de las mujeres de ESE país.

A veces hablaban en consignas…

Ellas me dijeron:

«Remendamos las carreteras

mientras remendamos los pantalones

de nuestros queridos novios…

El corazón se detendrá

pero no el transporte»,

me dijeron ellas…

«Hemos asegurado la producción

incluso cerca de los cráteres de bombas.

Los niños dejan que sus voces canten

más alto que las explosiones de las bombas»,

Ellas me insistieron:

«Tenemos importantes tareas

que enseñarle a los niños:

como. que el pueblo es un colectivo,

que el amo soporta las dificultades

para inculcar el amor en las familias,

para orientar la buena salud de los niños»…

Ellas dijeron y advirtieron:

«Alguna vez los hombres golpean

a sus esposas, ahora puede que no…»

Una vez, una familia pobre vendió

a su hija a un anciano rico

y ahora los jóvenes pueden amarse unos a otros.

Ellas me dijeron de manera orgullosa:

«Una vez que plantamos nuestro arroz,

de cualquier manera ahora plantamos

los brotes jóvenes en filas rectas

para que el piloto imperialista pueda ver

cuán firmes nuestras manos son.»

Me consta que por la tarde caminan

por las orillas del lago que da

la espalda por ellas restaurada.

Dije: «¿Es verdad? ¿Son hermanas?»

Dicen que sí, me lo aseguran:

«somos de una familia.»

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: