octubre 20, 2020

El mundo te romperá el corazón de todas las formas imaginables.

Eso está garantizado y yo no puedo explicarlo como tampoco la locura que llevo dentro y la locura que llevan los demás.

La vida nunca es justa pero debés afrontar los golpes y seguir adelante.

Y cuando tengas el corazón roto tendrás que volver a construirlo y, no sólo eso, tendrás que volver a confiar y esta es la parte más difícil.

A pesar de todo esto aunque la vida rompa todas tus ilusiones debes seguir soñando ¿sabes por qué porque?

Porque si no te ilusionaras, porque si no soñaste, porque si no a más, ¿qué clase de mi vida estás viviendo?

¿Para que querés una vida si no lo estás aprovechando?

No se puede vivir con miedo toda la vida.

La vida es así: te caes, te levantas, te volvés a caer pero, si ni siquiera te movés por temor a caerte, en realidad ya te has hundido.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: