El señor pérez se atrevió a decirle al Funcionario:

Está subiendo el costo de la vida.

Replicó El Funcionario:

Eso no es cierto.

Se atrevió a precisar el señor pérez:

Ha subido el precio del frijol, del arroz, del maíz, del huevo, de la leche, del gas, de la electricidad…

Es cierto -reconoció El Funcionario-. Pero el costo de la vida no ha subido. La vida sigue costando lo mismo.

¿Cuánto? -preguntó el señor pérez.

Contestó El Funcionario:

En el caso de tu vida, nada.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: