septiembre 17, 2021

Releo ahora el Poema del Cid. Sus fuertes versos, tallados como en metal o piedra, son la primera voz de España.

Algo de pronto me ilumina. Es una frase. La dice el Cid a doña Jimena: «…Créceme el corazón porque estás delante…«.

El corazón me crece porque estás tú delante.

¡Qué palabras hermosas! Más bella declaración de amor no puede haber. En la presencia de la mujer amada el corazón de su amador se agranda, quizá para que su amor pueda caber. No recuerdo haber leído en toda la literatura romántica una frase tan romántica. El romanticismo, que es una hipérbole, una exageración, está en esa preciosa hipérbole del Cid.

Voz inaugural de España es el Poema del Cid. Y ese cantar primero es un cantar de amor. Amor a la tierra y amor a la mujer.

Quizá en el fondo sean las dos un mismo amor.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: